Nací el año 2000, teniendo la música en mi interior gracias a las palpitaciones de mi corazón, al igual que todas las personas. Deseaba escuchar esta música también en el exterior, y con 7 años, decidí aprender el lenguaje de la música, a la vez que aprendía euskal dantza y teatro, ya que con las artes escénicas podía exteriorizar mi mundo interior.

Según avanzaba el tiempo, fue aumentando mi interés por dichas artes, y comencé a aprender sobre diferentes ámbitos. Cuando tuve la edad, decidí estudiar Arte Dramático en Dantzerti, para obtener herramientas con las que exteriorizar este mundo que ha crecido y sigue creciendo conmigo.

Descubrí que con las versiones de las canciones le podía enseñar al mundo una parte de mí, y en 2019, teniendo en cuenta la era digital en la que vivimos, decidí subir dichas versiones a las redes sociales. Una cosa me llevó a la otra, y comencé a ofrecer conciertos en solitario.

Siguiendo la pasión que traía desde pequeña, seguía escribiendo canciones propias, y pensé en grabar un disco para poder documentar en algún lugar esa parte de mí. Me puse en contacto con el Estudio AME de Mutriku, y mediante ello con Iker Lauroba. De esta manera, Haritz e Iker Lauroba me ayudaron a redondear y dar cuerpo a las canciones, y finalmente, aquí está Killasisa, formado por ocho canciones. Cara a los directos, decidí crear una banda para poder llenar las cancones de colores con un batería, una bajista, dos guitarristas y una pianista.